Bigqueri

Una guía rápida para mantener su laboratorio organizado

Mantener su laboratorio organizado es un compromiso en el que vale la pena invertir. Si el laboratorio en el que trabajas es propenso al desorden o a la desorganización, entonces sabrás que son las pequeñas cosas las que se suman. Un laboratorio que no practique un buen mantenimiento pronto se encontrará con las frustraciones asociadas a la desorganización, desde el desperdicio de materiales y horas de trabajo, hasta el recurso monetario que un laboratorio mal cuidado puede desperdiciar.

Un laboratorio organizado asegura una mayor eficiencia y una mejor productividad, lo que da como resultado un entorno que apoya y promueve la investigación valiosa. Más que simplemente mantener los bancos limpios y ordenados, la buena organización se extiende a los hábitos saludables en el lugar de trabajo, estableciendo reglas prácticas para catalogar y organizar los materiales y haciendo cumplir la conducta profesional con respecto a la experimentación.

A continuación, mostramos algunos consejos que puedes utilizar para mantener organizadas las herramientas, los materiales y el papeleo de tu laboratorio.

Organizar el banco inteligente

Un banco de trabajo organizado en el laboratorio favorece un entorno de trabajo menos propenso a errores y más eficiente. Puede significar la corrección de algunos malos hábitos que has adquirido y significa limpiar más frecuentemente, pero los beneficios valen la pena. Considere hacer lo siguiente la próxima vez que esté en el laboratorio:

  • Mantenga todas las pipetas, herramientas e incluso el cubo de la basura en el mismo lado de su mano dominante.
  • Ponga las soluciones comunes al otro lado de su banco.
  • Guardar las soluciones de reserva y las soluciones o dispositivos de uso menos frecuente en los estantes superiores.
  • Ponga su cuaderno de laboratorio lo más lejos posible del área de experimentación para evitar derrames en él.
  • Conserva tus propias tijeras, cinta adhesiva, parafina, toallitas y rotulador. Esto te ahorrará tener que moverte frecuentemente por el laboratorio por dichos artículos, y te acostumbrarás a etiquetarlos. Asegúrese de escribir su nombre en las etiquetas, también.
  • Crisoles
  • Escalpelos

Y no olvides hacer revisiones del laboratorio cada seis meses. Tome nota de cualquier stock que necesite así como de cualquier suministro que no haya usado por mucho tiempo. Almacene estos suministros lejos para hacer espacio para los materiales que se utilizan con más frecuencia.

Minimizar el excedente de suministros

Si su laboratorio hace frecuentemente pedidos redundantes, entonces los resultados pueden incurrir en grandes costes anuales. El agotamiento inesperado de los suministros también puede retrasar los experimentos por semanas. El coste por sí solo debería ser suficiente para hacer que un laboratorio revise sus hábitos de pedido, pero el tiempo perdido puede acumularse.

Asegúrese de que se establezcan protocolos de pedido adecuados para corregir estos errores, así como para verificar que todos los materiales estarán en stock en el momento en que se necesiten. Hacer que la política del laboratorio sea hacer un pedido cuando los reactivos caigan por debajo de cierto nivel.

Si los pedidos duplicados también son un problema, entonces podría valer la pena investigar quién hace los pedidos y quién es responsable de aprobarlos. Una mala contabilidad a menudo resulta en números erróneos, así que asegúrate de que quien esté a cargo tenga conocimientos sobre el trabajo con hojas de cálculo.

Esbozar la conducta de investigación adecuada

Para asegurar que la investigación y los experimentos sean menos aleatorios, deberían elaborarse directrices sobre la correcta realización de las investigaciones. El Consejo de Investigación Médica de cada país, por ejemplo, tiene sus propias directrices que aconsejan que antes de realizar los experimentos, el personal debe planificar y asignar materiales y recursos, considerar los movimientos físicos de la realización del experimento y hacer que su director de laboratorio apruebe un plan experimental documentado.

La creación de directrices puede identificar los puntos débiles y los requisitos antes de que surja un problema y sea necesario repetir el experimento.

Programar el laboratorio en consecuencia

El tamaño de un laboratorio a menudo se correlaciona con lo fácil que es organizar reuniones y eventos de laboratorio. Cuanto más grandes son las cosas, más difícil resulta llevarlas a cabo. Es más, cualquier material o equipo que no haya sido programado o mantenido adecuadamente puede crear cuellos de botella e impedir que los miembros realicen los experimentos según lo planeado.

Por suerte, hay muchas aplicaciones de gestión de la investigación que se pueden utilizar para reservar instrumentos y tareas que requieren ser completadas, a la vez que también proporcionan una visión general de la carga de trabajo de cada uno.

Mantener el cuaderno de trabajo ordenado

Cuando se trata de tu cuaderno, quieres que las cosas sean claras y fáciles de encontrar. Esto le ayudará a usted y a cualquiera que continúe su trabajo en el futuro a encontrar la información necesaria sin problemas. Deje las páginas en blanco al principio de su cuaderno de laboratorio para una tabla de contenidos. Numere estas páginas y mantenga esta sección actualizada.

En cada entrada del cuaderno, incluya una fecha, título, hipótesis u objetivo, materiales y métodos, observaciones experimentales y análisis en cada entrada. Esto es esencial para su propia referencia, así como para cualquier otra persona que utilice su cuaderno con fines de investigación.

Incluya fechas y números de página en cada página para que pueda referirse rápida y fácilmente a una página o experimento específico. No olvide etiquetar cualquier equipo con el número de página correspondiente para una mayor referencia si es necesario.

Establecer un sistema de archivo electrónico

Cuando se guardan archivos de ordenador, ayuda crear una estructura de carpetas que todo el mundo en el laboratorio que tenga acceso a sus archivos conozca. Agrupar los archivos por tema del proyector puede ser muy beneficioso, o tal vez agrupar las cosas por tipo de datos, función de trabajo y tarea específica tenga más sentido para usted. De cualquier manera, etiquete sus carpetas con nombres claros y descriptivos.

Los archivos deben ser etiquetados de la misma manera. Será mucho más fácil localizar un archivo que incluya una fecha, una breve descripción y un número de versión. También será útil contar con un sistema de archivo de referencia sólido, que le permitirá encontrar referencias rápida y fácilmente cuando llegue el momento de redactar sus conclusiones. Además, organizar estas referencias en temas y subtemas también será útil.